Familias, puentes y vacaciones, reconecta con tu gente off-line

En Familiaby WEBMASTERDéjanos un Comentario

Las vacaciones y esos preciados puentes de descanso y relax, oasis entre las obligaciones y deberes, se pueden convertir, si nos descuidamos, en fuentes de estrés e incluso de conflicto: ¿Qué hacemos?, ¿Nos vamos?, ¿Nos quedamos?, ¿Toda la familia?, ¿Dejamos con alguien a los y las peques?…

Tiempo en familia en la era 2.0
Compartir tiempo en familia hoy día con la proliferación de tablets, móviles, redes sociales, youtubers… puede ser complicado y más aún cuando rondamos o nos metemos en la adolescencia. Momento en el que la familia deja de ser el grupo de referencia principal para serlo las personas de su edad.

Por ello es muy recomendable educar lo antes posible en un uso responsable de todas estas nuevas tecnologías, con las que a día de hoy se crece prácticamente desde el nacimiento y están completamente integradas en el día a día de las personas jóvenes.

Rescatando una vez más el sentido común, resulta evidente que es imposible ignorar o prohibir por completo el uso de la tecnología, en muchos colegios se utilizan pizarras digitales que poco tienen que ver con las clásicas de tiza y que permiten una variedad de funcionalidades tremenda. 

Sin embargo, tampoco vale todo. Puede resultar cómodo que nuestro hijo o hija pase la tarde viendo videos de youtubers, sin molestar y dándonos tiempo libre. El problema sobreviene cuando son esos youtubers los que están educando en nuestro lugar y quizás no con los valores con que contamos.

Teniendo en cuenta todo lo dicho, las nuevas tecnologías serian herramientas muy útiles y también divertidas que van a estar presentes en nuestra realidad pero que no deberían convertirse en lo único, en la única forma de pasar el tiempo libre, cuando “pasar” toma un sentido literal dejando fuera en muchos casos la emoción, el disfrutar y compartir el tiempo libre.

Compartiendo tiempo
Resulta interesante valorar que podemos hacer para compartir tiempo en familia, en todas las edades pero más aún cuando aparece la rebeldía propia de la adolescencia.

Lo primero y más importante, como ya se ha mencionado, es entender la importancia de compartir tiempo. Resulta muy difícil, si no imposible, educar promoviendo un buen desarrollo emocional y psicológico sin estar en contacto, ya que muchos de los aprendizajes se producen por observación de los modelos que tenemos a nuestro alcance de figuras importantes. Si como padres o madres no estamos, otras figuras tomaran nuestro lugar.

Una vez entendido esto, ¿Qué más cosas concretas podemos hacer?:
Come en familia. Uno de los momentos tradicionales de tranquilidad para compartir lo sucedido en día y conocer la vida de cada persona de la familia. Que la televisión o los móviles no produzca un momento de soledad rodeados de gente.
Ayuda e interésate por los deberes del cole. Además de facilitar el éxito académico podremos reforzar la autonomía y el desarrollo de una buena autoestima.
Reserva un tiempo para hablar y escuchar lo que tus hijos e hijas te quieran contar. Un tiempo exclusivo para ello, sin que a la vez se realicen tareas del hogar, se vea la tele o se revisen redes sociales, que permita a los y las peques sentirse escuchados/as.
Busca una actividad de ocio común. Algo que se convierta en una rutina y que permita compartir de forma lúdica. Buscad una actividad que guste a todos los miembros, un deporte, cocina, voluntariado, algún proyecto…
Interésate y conoce que contenido ve y sigue en el mundo virtual. Estarás alerta ante contenidos inapropiados, podrás combatir algunas ideas aportando tu punto de vista y estarás al tanto de gustos e intereses para conocer mejor a tus hijos e hijas.
Incluye a tus hijos e hijas en las decisiones familiares. Sin perder de vista que son las personas adultas las que deciden, escucha y valora las opiniones y aportaciones de los miembros jóvenes, así se sentirán integrados y que forman parte de algo.
En definitiva, evita que se convierta en una obligación o un “debería” pasar tiempo en familia y busca el momento, otórgale atención plena y disfruta también del momento compartido con tu familia.

Autora: Eva Barrio.

Author: WEBMASTER

Administrador de Psicodir

Déjanos un Comentario